TANTO TIEMPO

0 comentarios
Hace mucho que no actualizo este blog y hay varios motivos para ello, pero no son de interés a la entrada.
Quiero agradecer por los mails y comentarios que me llegan a través de esta página, me alegra mucho que los datos recopilados aquí les sean de utilidad para darle cuidados adecuados a sus plantas.

En primer lugar les quiero contar que estoy preparando una página web para lanzar a fin de año, con mejoras para que acceder a la información sea más fácil y ameno.

Los invito a que me cuenten cuáles son los temas que les interesaría encontrar, soy consciente de que hay entradas muy largas y tediosas de leer en este blog, como la de riego, que quizás la pase a formato de video. Lo mismo con entradas como la de siembra e injertos, todos temas muy importantes que serían mucho más fáciles de entender en video que por foto con texto. Anímense a dejar sus temas de interés!

Por otra parte, les quiero contar que se ha renovado la lista de plantas en venta en la página de facebook, dónde encontraran además las condiciones de pago y envío, por el momento solo disponible para Argentina. Pronto se agregarán nuevas especies para coleccionistas, sobre todo para los amantes del género Astrophytum.

Además, luego de recibir varios pedidos, puse a la venta algunos ejemplares de Trichocereus pachanoi (Echinopsis pachanoi), cactus que yo uso como pie de injerto con excelente resultados sobre todo para injertar Lophophora.


Trichocereus Pachanoi / Echinopsis pachanoien maceta de 10cm

Finalmente, los invito a seguir La Cactaria en Instagram: @lacactaria dónde también será un gusto recibir sus sugerencias y comentarios para mejorar, y porque no, sus consultas acerca de los cuidados necesarios para nuestros amados pinchudos.

Leer más »

CUIDADOS DE LOS SEMILLEROS DESPUES DE LA SIEMBRA

0 comentarios

Entre cuatro y quince días después de la siembra, empiezan a germinar los cactus, y nos preguntamos ¿Qué cuidados requieren? En esta entrada repasaremos algunos cuidados generales, sin embargo algunas especies pueden tener necesidades especiales.

Cuando asoman las primeras plántulas, tienen la apariencia de minúsculas bolitas verdes o palitos alargados, según la forma del cactus sembrado. Pueden tener tonalidades amarillentas y/o rojizas sin que eso signifique un problema.
Cactus recién germinados

Al principio no hay señales de espinas o areolas, apenas pueden notarse los dos cotiledones (primeras hojas que surge al germinar y luego se pierden).

Semillero de Cereus forbesii: los cotiledones se notan claramente (parecen bracitos)

Mientras la plántula se encuentre en esta fase, es conveniente mantener el semillero tapado para que conserve la humedad, y de ser necesario apoyarlo en una bandeja con agua para que se humedezca por capilaridad (cuidado de no excederse en la cantidad de agua para que no supere el nivel del sustrato y terminen flotando las plantulitas. Al agua se le puede agregar un funguicida preventivo tipo Captán, pero si ya se hizo el primer riego con funguicida no es necesario.

Es importante recordar que los semilleros NUNCA deben estar al sol directo, pero sí en un lugar bien luminoso.

Semilleros ubicados en un lugar protegido del sol directo con media sombra liviana


Es muy común ver emerger las raíces, con sus pelitos absorbentes diminutos que parecen fibras de algodón. Muchas personas lo confunden con las hifas de un hongo y riegan con fungicida o incluso comienzan a sacarlo a mano, destruyendo las plántulas. Hay que tener mucho cuidado de no confundirse, es preferible dejar pasar unos días y ver como evoluciona.

Cuando las plántulas crecen “patas para arriba” con las raíces fuera del sustrato o acostadas, es conveniente acomodarlas con una pincita bien esterilizada con alcohol y mucha suavidad, alcanza con apoyarlas en algún huequito del sustrato en la forma correcta y las raíces encontrarán su camino.

Las primeras semanas, es conveniente mirar los semilleros a diario para detectar estos problemas.

Otro inconveniente que se puede presentar es encontrar las plántulas como bolsitas de agua que se deshacen al tocarlas, en ese caso abrir los semilleros y parar con los riegos por inmersión hasta que el sustrato se seque un poco.

A veces aparecen unas mosquitas diminutas en los semilleros, se llama mosca esciárida y lo que hace es poner huevos en la tierra, luego se forman larvas, y éstas se alimentan de las raíces de las plántulas, matándolas desde abajo. Son muy difíciles de combatir, por lo tanto lo mejor es prevenirlas. Una forma es sembrando tempranamente (fines de invierno / principios de primavera) porque las altas temperaturas favorecen su reproducción, aunque pueden reproducirse todo el año. 

Mosca Esciárida (imagen www.mushiberica.es)

Otro factor que favorece la aparición de mosca esciárida es la humedad. Por eso mientras las plántulas no tengan areolas ni espinas visibles, es mejor tener los semilleros tapados. Cuando se destapan los semilleros, hay que tener cuidado de no humedecer demasiado el sustrato, dejar secar ligeramente entre riego y riego, y así cortar el ciclo de vida de la mosca.

Si ya están instaladas, se pueden combatir con algún insecticida en base a Cipermetrina, o trasplantando las plántulas a un nuevo sustrato limpio.

Como explicaba antes, al aparecer las primeras espinas o areolas, los semilleros se pueden destapar, y diría que se DEBEN destapar, para que el exceso de humedad no los mate. Los cactus necesitan buena humedad para germinar y desarrollarse los primeros días, pero no dejan de ser cactus y pronto van a tener las herramientas necesarias para soportar las sequías.

Semillero de Astrophytum sp. los puntos blancos son las areolas y sus espinas

Para que las plántulas se acostumbren poco a poco a la nueva atmósfera sin tanta humedad, al principio se puede agujerear la tapa, o abrir a medias, o abrir en el día y cerrar de noche, el método varía de acuerdo al envase utilizado.

Al cabo de unos días se pueden destapar completamente y comenzar a regar por aspersión (con un rociador) muy suavemente y de lejos para no volar las plantulitas del sustrato, dejando secar levemente entre riego y riego. A medida que se van viendo más grandes y con más espinas, se pueden espaciar más los riegos. Es imposible determinar un tiempo exacto entre riego y riego (como por ejemplo decir “regar cada dos dias”) porque va a depender de la humedad del ambiente y del tipo de sustrato, entre otras cosas. Hay que agudizar la vista y ver que “piden” las plántulas. Cuando tienen sed suelen ponerse oscuras y cesar el crecimiento, aparte la tierra se ve seca.

Plántulas que tomaron color amarronado por falta de agua

También se puede seguir regando por inmersión, pero seguramente habrá que espaciar más los riegos.

Plántulas hidratadas de color verde
 Cuando las plántulas tienen varias areolas con espinas y se ven resistentes a la falta de agua, se pueden "repicar", es decir, trasplantar a recipientes con menor densidad de cactus, o macetitas individuales. Es necesario repicar cuando un semillero se ve abarrotado y apretado, como este:

Semillero que necesita repique
Repicando un semillero muy populoso
Cuando se repica, hay que tener mucho cuidado al desenredar las raíces, tratando de causar el menor daño posible a las plántulas.

Plántulas trasplantadas a un lugar con más espacio
Una vez repicados, los cactus pueden empezar a tratarse como cactus adultos en cuanto a riego, pero evitando siempre el sol directo. Es importante de todas formas que tengan buena luz, para que las plantas no se etiolen (crecimiento deformado y alargado a causa de la falta de luz).

Otra opción para los cactus de semilleros es injertarlos, eso se suele hacer con cactus especiales, de crecimiento lento, o de difícil cultivo.

Cactus injertado
Espero que esta guia sea de utilidad, buena siembra! y cualquier duda o consulta: lacactaria@gmail.com
Leer más »

TODO SOBRE LA POLINIZACIÓN

5 comentarios
Las plantas tienen dos formas de reproducirse, una es sexual y la otra asexual.

La reproducción asexual es la típica "le saco un gajito y lo pongo a enraizar", es asexual porque no hay combinación genética, o sea que la planta que se obtiene de gajito es un clon de la planta madre.

La reproducción sexual es la que se da por semillas ¿pero de dónde vienen esas semillas? para responder esto, veamos un poco la anatomía de las plantas.

LA FLOR

Las flores son los órganos reproductivos de las plantas. Sí, eso que tanto te gusta oler, ese ramillete que tenés en el florero... ¡Eso es un ramillete de órganos reproductivos vegetales! ¡qué inmoralidad! ¿¿¿alguién quiere pensar en los niños??? Eh?

Si observamos las flores, lo primero que vemos es un capullo verde (puede ser de otros colores) formado por sépalos, que al abrirse dejan a la vista los pétalos, que a su vez cubren unos "pelitos" más o menos numerosos: los estambres y los pistilos.

Partes de la flor en una Graptoveria titubans (clic para ampliar las fotos)

Los estambres están compuestos por filamento y antera (ver dibujo más abajo). La antera es la "cabecita" del estambre, que al abrirse se llena de polen. El polen es un polvo que contiene los gametofitos masculinos de la planta, es decir, el equivalente vegetal a los espermatozoides animales: células con la mitad de la información genética para formar una planta. Entonces, los estambres son órganos reproductivos masculinos.

Los pistilos están compuestos por ovario, estilo y estigma. El estigma es la "cabecita" del pistilo, la zona dónde se "pega" el polen e ingresa al aparato reproductor femenino. A veces el estigma es algo pegajoso y puede tener diferentes formas: redondeada, tridente, filiforme, etc.
El estilo es un filamento que une el estigma con el ovario, y el ovario es la cápsula dónde están los óvulos (igual que las hembras de los animales). Los óvulos contienen la mitad de la información genética de la planta, y en resumen los pistilos son órganos reproductivos femeninos.

Acá me van a disculpar pero tomé prestada una foto de internet que ilustra todo bien bonito:
En esta flor hay un solo pistilo, las cantidades varían según las especies, los cactus tienen uno.

Las plantas que tienen estambres y pistilos en la misma flor, se llaman hermafroditas, que es el caso de las Cactáceas, pero también hay plantas macho, plantas hembra (ver entrada sobre Euphorbia obesa) y plantas que tienen flores masculinas y flores femeninas en el mismo pie. Todo eso no nos interesa, hoy hablamos de las hermafroditas.

 
Flor de Kalanchoe daigremontiana, tiene 4 pistilos en el centro, y 8 estambres alrededor
 Las cactáceas se caracterizan por tener numerosos estambres y un pistilo con el estigma dividido en varias partes, como se ve en las siguientes fotos:
Flor de Mammillaria prolífera: muchos estambres, el estigma dividido en el centro


Rhipsalis con sus estambres y en el centro, el pistilo con el estigma bien dividido típico de las cactáceas


En una Opuntia se diferencian muy bien los numerosos estambres del grueso estigma

Los estigmas Coryphantha elephantidens son largos y notorios

FECUNDACIÓN

Los granos de polen ingresan al pistilo por el estigma, recorren el estilo y llegan al ovario, dónde fecundan los óvulos. El resultado de cada fecundación es una semilla, con la información genética completa para desarrollar una planta nueva. En este caso la reproducción es sexual, puesto que ha habido entrecruzamiento genético (aunque se trate de gametofitos provenientes de una misma planta).

¿CÓMO SE POLINIZA?

En la naturaleza los que se encargan de la polinización son los insectos (abejas, moscas, mariposas), algunos animales (murciélagos por ejemplo) o el viento (es el caso de las gramíneas y las casuarinas). Es maravillosa la adaptación de las plantas a sus polinizadores, por ejemplo las Asclepiadáceas que son polinizadas por moscas, para lograr atraerlas dan flores que asemejan cuero de animal con pelos y desprenden un olor nauseabundo a sangre o carne descompuesta, (ver entrada sobre la flor de la Stapelia grandiflora). Las que son polinizadas por abejas y mariposas tienen colores atrayentes y son vistosas, las que son polinizadas por murciélagos florecen de noche, y las plantas polinizadas por el viento producen enormes cantidades de polen (de ahi vienen las odiosas alergias!).

Podemos ayudar al proceso de polinización conociendo la anatomía de las flores (sí, hay que leer el choclo anterior). Simplemente tomamos un pincel limpio de cerdas suaves, lo pasamos por los estambres hasta cargar un poco de polen, y luego lo pasamos por el estigma suavemente para depositar ahi el polen.

Por si quedan dudas... Acá va el super video de la polinización de un Turbinicarpus, trece segundos de pura pornografía vegetal solo para ustedes!




Hasta acá todo muy lindo y fácil, pero hay una dificultad: muchos cactus no son autofértiles.

¿Qué quiere decir que un cactus (o una planta cualquiera) sea autofértil? Quiere decir que es capaz de aceptar su propio polen para ser polinizada. O sea, con una sola planta, incluso una sola flor, se pueden obtener semillas.

Los que no son autofértiles no aceptan su propio polen, y por más que lo polinicemos, nunca va a dar semillas por si solo: se necesita otro cactus de la misma especie o del mismo género, según sea el caso. Y ese otro cactus no puede ser clon (no puede ser hijo de "gajito" del primero), tienen que ser dos cactus genéticamente diferentes. Hay una lista que se puede consultar para ver cuáles cactus son autofértiles y cuáles no, visitando este link. Para entender las referencias:

Columna autoesteril/fertil
s : autoesteril, plantas hermafroditas (alogamas)
f : autofertil, plantes hermafroditas (autogamas)
ms : esterilidad masculina observada en ciertas plantas
fs : esterilidad femenina observada en ciertas plantas
Diferentes tipos pueden coexistir dentro de la misma especie

Los códigos hacen referencia a las letras dentro del circulito rojo en la siguiente imagen:


Agradecimientos a la publicación del usuario Coraline en Infojardín!

Espero haya sido útil, nos vemos en la próxima entrada para ver como se sacan las semillas del fruto!

Leer más »

NO A LA EXTRACCIÓN DE CACTUS DE SU HABITAT NATURAL

3 comentarios
Para entender por qué está mal sacar cactus de su hábitat, hay algunas cosas que debemos saber
De las cientos de semillas que un cactus adulto y maduro arroja, muy pocas llegan a germinar. Muchas de ellas caerán en lugares desprotegidos, sobre piedras, el calor extremo liquidará el embrión, incluso muchos frutos ni llegarán a abrirse por ataque de predadores naturales, etc.

Algunas tendrán la suerte de caer cerca de la planta madre, o en una zona relativamente cubierta que pueda mantener cierta humedad por el breve tiempo que duran las lluvias de verano. Cuando esas poquísimas plántulas germinen, tendrán durante varios meses el tamaño de una cabeza de alfiler, muy poco volumen para acumular agua, y una epidermis super delicada. Pocas defensas para un ambiente con muchos peligros: pequeños herbívoros sedientos, insectos, o incluso una sequía más fuerte de lo habitual pueden liquidarlas en poco tiempo. Los grandes hervíboros los pueden pisotear o comerse los pastos y arbustos que los protegen del sol directo, y morir insolados.

Pasado un año, la cantidad de hijos sobrevivientes es ínfima, y los que se mantienen en pie aún son muy chiquitos e indefensos, pero ya irán tolerando mejor las sequías y el sol. Los herbívoros que buscan brotes tiernos con pocas espinas aún seguirán siendo un peligro que sortear por un par de años más.

Pueden pasar decenas de años hasta que se conviertan en cactus adultos y empiecen a florecer. Florecer significa estar disponible para ser polinizado y así formar semillas, pero no todos los cactus son autofértiles, muchos necesitan otro ejemplar para esto. Si no hay ejemplares disponibles cerca, será imposible. Por otra parte, florecer significa para un cactus un esfuerzo enorme. En época de floración, si las lluvias acompañan, el cactus invierte toda su energia en formar el capullo y mostrar una flor vistosa que atraiga a los polinizadores. Si no hay polinización, todo ese esfuerzo habrá sido en vano. Pero si la hay, el cactus seguirá invirtiendo toda su energía en formar el fruto y hacer madurar las semillas. Sí, esas semillas de las cuales sobrevivirán y se harán adultos muy, muy pocos ejemplares.

Cuando alguien extrae un cactus de su habitat, muchas veces sin mala intención, el daño que está haciendo es ENORME. Está quitando posibles parejas para polinización, está quitando la posibilidad de que ese cactus arroje semillas y mutila el ciclo de vida, o sea que no solo se saca un ejemplar, sino que además se priva a la naturaleza de toda la descendencia del ejemplar extraído.

Cuando se saca un cactus grande de habitat, se le está robando a la naturaleza algo que posiblemente le haya tomado 20, 30 o más años formar. Se afecta además el delicado equilibrio del ecosistema y al reducir la competencia de plantas nativas se les cede espacio a las exóticas invasoras. Se priva a las abejas, avispas y pequeños pájaros del néctar de las flores, etc.

La naturaleza, para reponer ese ejemplar extraído, necesitará otros 20, 30 o 50 años. Si muchas personas van a tomar cactus de habitat, es muy posible que la naturaleza NO PUEDA REPONER ESOS EJEMPLARES NUNCA MÁS.

A todo esto tenemos que sumarle que la mayor parte de los cactus adultos no tolera el cambio de habitat a maceta, de un clima a otro, la aparición de nuevas plagas y termina muriéndose en vano.

Es muy común este pensamiento en la gente: "si tomo un cactus pequeño no pasa nada" ¿saben que pasa si 50 personas tienen la misma idea? ¿Y si 100 personas pensaran lo mismo? ¿qué pasará el día en que los hijos de nuestros hijos vayan al habitat y solo encuentren piedras?

Otra idea muy común es la siguiente: "Si todos lo hacen da lo mismo que yo también lo haga". Ese el pensamiento más dañino que podemos tener como sociedad. ¿Que pasa si empezamos a sentir que todos roban, que todos matan, que todos contaminan? Gracias a ese pensamiento es que tenemos ciudades llenas de basura, calles llenas de conductores imprudentes y corazones llenos de egoismo por todos lados. EL CAMBIO SIEMPRE, PERO SIEMPRE, EMPIEZA POR UNO MISMO. No importa lo que hagan los demás, es responsabilidad de uno hacer el bien, dar el ejemplo, y cambiar la frase a ésta: "si todos hacen las cosas bien, yo también tengo que hacer las cosas bien"

Muchas veces me han preguntado, con suspicacia: ¿y los cactus de los viveros de de dónde salen? Todos los productores especializados en cactus cultivan sus ejemplares DE SEMILLA. Y generalmente de semillas de
colecciones propias o compradas a otros productores coleccionistas. Todos los cactus que ustedes van a comprar en su macetita Nº 6 son comprados a productores y son ejemplares cultivados.

A veces, y sobre todo en ciudades cercanas al habitat de los cactus, se encuentran puestos que venden cactus sacados de habitat, son fácilmente reconocibles por su gran tamaño y bajo precio. Los que tenemos cactus sabemos lo que valen, y sabemos que un cactus adulto enorme en maceta del 14 no vale 50 pesos. Cuando los ejemplares son grandes y los precios son bajos, es altamente probable que el vendedor sea un depredador de habitat y lucre a costa de algo que es GRATIS Y DE TODOS: nuestra naturaleza.

Una típica actitud de quienes roban cactus de habitat es escudarse en un falso conservacionismo: "Yo saco cactus de habitat porque los estoy protegiendo" Esto es mentira, los cactus nunca necesitaron ayuda humana para subsistir y reproducirse, de hecho lo mejor que se puede hacer por ellos, es mantenerlos alejados de las manos humanas. Muchas veces son los “cuidados” humanos lo que termina matando a los cactus.  Vamos gente, nadie nos necesita, los seres humanos somos lo más dañino que ha surgido en el planeta, incluso para nosotros mismos.

Por todo esto les pido que no extraigan cactus de habitat y que no compren cactus sacados de habitat. Ya hay géneros enteros al borde de la extinción por la codicia humana, incluso especies descubiertas recientemente ya han tenido que ser protegidas de nosotros mismos, es el caso de los Aztekium, Lophophora, Ariocarpus y otras especies originarias del norte de México. Tomemos conciencia antes de que sea demasiado tarde, y la única forma de ver cactus sea en fotos viejas. Pensemos en las futuras generaciones, pensemos en cuidar la hermosa diversidad que nos rodea, y al visitar el habitat, recordemos el enorme esfuerzo de ese pinchudo por crecer y reproducirse, pensemos en lo maravillosa que ha sido la naturaleza al dotarlo del un metabolismo y una resistencia inusual para poder poner verde en lugares dónde solo habría piedras y dejémoslo tranquilo en ese lugar dónde ha vivido decenas de años y seguramente vivirá muchas decenas de años más si lo respetamos.

Si el deseo es de conservar y tener ejemplares en casa, les recomiendo sembrar, sembrar muchas semillas e intercambiar, y en caso de comprar que sea a gente que siembre y no destruya la flora en habitat. Si alguien necesita ayuda para sembrar me puede contactar y con gusto explicaré, no es difícil!

"Si amas a alguien, déjalo libre. Amor no es posesión"
Leer más »

ETIQUETAS

1 comentarios
Hay varias formas de rotular cactus: con palitos de helado, con palitos de café, autoadhesivos, etc. Cómo no tenía ninguna de esas cosas y no tenía ganas de ir a comprar, hice éstas que paso a explicar a continuación.

Materiales:
  • Acetato para anillar, o una radiografía blanqueada o una lámina de plástico semirígido cualquiera.
  • Pintura acrílica
  • Pincel chato (o cualquiera, da lo mismo)
  • Marcador indeleble
  • Regla

Elaboración:

El plástico que yo usé era de unos apuntes viejos, la tapa transparente, pero también pueden agarrar la radiografía de la abuela, pasarla por lavandina para blanquearla, dejar secar y seguir los mismos pasos. Si consiguen un plástico semirígido posiblemente sea más fácil y ni tengan que pintarlo.
Acetato
Es posible que el plástico tenga una cara rugosa y una lisa, si es así, se pinta la cara rugosa, con acrílico de cualquier color (que después se vea lo escrito con marcador, obviamente)

Pintar con pincel chato y acrílico
 Acá ya había marcado las etiquetas con una fibra indeleble, se puede hacer antes o después porque se marca del lado liso. Yo las hice de 1cm de ancho y el largo es a gusto. Tener en cuenta que esto va a ir medio enterrado en la maceta y dejar espacio para poner el nombre del cactus/planta en cuestión.
Marcar las etiquetas
El siguiente paso es cortar cada etiqueta con tijera o trincheta. Se puede pasar un algodón embebido en alcohol luego, para sacar los restos de marcador y quede más prolijo.

Cortando...

Cortando...

Puntitas

A la parte que va enterrada se le hace una terminación en punta, a gusto. Después simplemente se escribe el nombre botánico (o Carlitos), se entierra en la maceta, y listo el pollo.

Etiquetas terminadas



Leer más »
 

Copyright © 2010 • La Cactaria • Design by Dzignine